Julio Verne Restaurante

Escrito por:

Fecha: 1 abril, 2016

Comparte este post

Julio Verne Restaurante 

Dirección: Cl del Periodista José Ombuena, 5; C.P.: 46010 Valencia
Teléfono: 963.286.769
Tipo de cocina: cocina contemporánea
Precio de la experiencia: 50 € por persona

Me gusta “liarla”

Pocas excusas necesito yo para salir de casa, ya me váis conociendo. Sin embargo, la Experiencia Verema en Valencia de cada año, es la excusa perfecta para conocer establecimientos inéditos para mí en la capital del Turia. Soy “gastro-curioso” por lo que siempre primo conocer un local con cierto interés (no visito sin referencias) antes que uno bueno conocido. En el momento de la decisión del quinteto finalista, una conversación con Javi Salmerón me ayudó a decidirme por Julio Verne Restaurante; ahora puedo valorar lo acertada que fue la recomendación.

Veremeros en Restaurante Julio Verne en Valencia

Además me gusta liarla y me gusta “desvirtualizar” a la gente que conozco a través de las redes con mis mismas inquietudes gastronómicas. Y ¿qué mejor opción que conocerlas en su ámbito natural?, es decir, compartiendo mesa y mantel.

Lo que la gastronomía ha unido…

El restaurante Julio Verne, lo regentan la pareja formada por Juan Carlos Exojo (manchego originario de Pedro Muñoz) y Cristina Ibáñez (El Salvador).

El bagaje de Juan Carlos es amplio, empezó a trabajar bien pronto en estos menesteres. Previo a emprender este negocio pasó, entre otros, por cocinas de renombre como son: Restaurante Torrijos, Racó del Turia, Bocado Bar…

Juan Carlos Exojo escoltado por Javi y Jose en Restaurante Julio Verne en Valencia

Cristina, su pareja en la vida y en el negocio, cursó estudios de administración de empresas, con especialización en gestión hostelera en su vecina Guatemala. Estos estudios sin duda le ayudaran en una buena administración y gestión del restaurante, tan infrecuente como necesaria en el ámbito de la hostelería (¡ya me ha salido la vena de asesor!)

Un buen día se enteró de un curso de cocina y pastelería en la antigua Escuela de Hostelería de Valencia y para acá que se vino. Las prácticas de pastelería las realizó en El Racó del Turia (donde coincidió y conoció a Juan) y posteriormente trabajó en el obrador del conocido pastelero valenciano Paco Roig.

Ambos empezaron en cocina, Juan Carlos sigue allí y Cristina cambió y oficia en sala y he de decir que lo hace extraordinariamente bien.

Restaurante Julio Verne

Tres son los años que lleva abierto y poco a poco, sin hacer mucho ruido pero con paso firme y continuo, se van abriendo un hueco en el dinámico y no siempre fácil mercado gastronómico valenciano.

El restaurante está situado en una entreplanta, la planta a pie de calle tan sólo sirve de recibidor. Ellos mismos decoraron el restaurante de una manera divertida y desenfada (happy que diría mi Ana). Observad vosotros mismos la foto… Ricón de la sala del Restaurante Julio Verne en Valencia

¿Qué se come y qué se bebe?

Cuenta con una carta no muy amplia pero más que suficiente, 12 tapas, cinco “ideas alborotadas” y media docena de postres. Además un menú diario, un menú de tapas y un menú degustación completan las propuestas de la carta.

Julio Verne ofrece una cocina de mercado de armonías y combinaciones diferentes que constituyen el toque propio del cocinero Juan Exojo.

Las propuestas vinícolas tampoco son muy extensas, algo más de 60 referencias, pero si variadas, escogidas con criterio y poco convencionales. Estoy convencido que el buen aficionado seguro podrá disfrutar tanto de la comida como de la compañía vinícola.

Destacable resultó el servicio en sala comandado por Cristina. Profesional, dispuesto, simpático y siempre atento a nuestros requerimientos.

Sala del Restaurante Julio Verne en Valencia

Menú degustación concertado

Al tratarse de un grupo numeroso previamente concerté un menú basándome principalmente en su menú degustación y armonizándolo según mis propios gustos vinícolas. Éramos tantos que no les dejé decidir, pero creo que finalmente les gustaron mis elecciones, pues no escuché queja alguna. Jejeje…

Clos Lentiscus Sumoll Reserva de Familia en Restaurante Julio Verne en Valencia

La ventaja de ser 22 residió en que el restaurante fue exclusivo para nosotros, tuvieron la deferencia de no aceptar más mesas por lo que nos beneficiamos de un servicio totalmente volcado con nosotros.

Empezamos con una tablita de snacks: Aceitunas aliñadas, papas y pico de jamón. Excelente manera de romper el hielo, todavía más si además lo armonizas con esta tremenda manzanilla que es la Maruja Manzanilla pasada de Juan Piñero. Una manzanilla de una edad media de 20 años que apenas presenta unas semanas al año con flor y que ya tiene una graduación de 16% de volumen alcohólico. Pocos comienzos se me ocurren mejor.

Destacable resultó el servicio del pan y el buen AOVE para mojar.

Tres fueron los aperitivos a compartir:

Salmorejo emulsionado con AOVE y caballa ahumada. Un salmorejo sabroso y fino con una textura esponjosa, casi de mousse. Acompañado de la caballa ahumada que además de aportar proteínas le otorga el contrapunto salado y distinto a la compañía frecuente que constituye el jamón.

Cucharita de ajoarriero y caviar de arenque. Bien trabado y fino el ajoarriero y las huevas del arenque otorgándole sabor y el punto de sal.

Salmorejo emulsionado con AOVE y caballa ahumada y Cucharita de ajoarriero y caviar de arenque de Restaurante Julio Verne en Valencia

 

Filipino de foie ibérico. Presentado en una planta. Chocolate blanco que recubre un sápido y delicado foie en forma de rosquilleta tal cual la famosa galleta que popularizó Artiach. Buena combinación que tal vez resultaría más de mi gusto un pelín menos dulce.

Filipino de foie ibérico de Restaurante Julio Verne en Valencia

 

Estos tres aperitivos los acompañamos con CLos Lentiscus Sumoll Reserva de Familia. Un blanc de noirs espumoso del Penedés elaborado por el “método tradicional” pero sin estar amparado por la D.O. Cava. Original, ligeramente tintado, de buena intensidad aromática y gusto algo abocado y vinoso. Me agradó.

A partir de aquí pasamos a los Entrantes

Ensaladilla con muselina de lima y corte de tataki de atún. Una suave ensaladilla distinta gracias al punto cítrico de la lima y a que el atún no está integrado en la misma, sino que le acompaña en forma de atún fresco. Un punto fresco y crujiente gracias a dos ingredientes poco usuales, la cebolla encurtida y una rodaja de rábano. Me gustó esta otra ensaladilla, hay tantas y tantas versiones de este plato. Todavía seguimos con Clos Lentiscus Sumoll Rva. de Familia.

Ensaladilla con muselina de lima y corte de tataki de atún de Restaurante Julio Verne en Valencia

 

Salteado de alcachofa, boletus, acelgas y tendón con jugo de jamón. Buen equilibrio de proporciones, acertada combinación de texturas y armonía de sabores. Y para el colmo acompañado de mi tipo de vino preferido entre los generosos andaluces, en este caso del Amontillado en rama Cruz Vieja. Un amontillado desconocido para mí, de la bodega Faustino González al que ya le estoy siguiendo la pista. Un amontillado joven y elegante pero con sabor y persistencia.

Salteado de alcachofa boletus acelgas y tendón con jugo de jamón de Restaurante Julio Verne en Valencia

 

Degustación de Segundos

Gallineta en all i pebre. El allí i pebre es un plato tradicional de La Albufera de Valencia (básicamente un sofrito de ajos y pimentón que espesan el guiso), pero en lugar de cocinarlo con anguila como suele ser usual, elaborado con gallineta que normalmente se prepara en “suquet”. Pescado de roca caracterizado por su gran número de espinas de las cuales aquí no hubo ni rastro. Un placer poder comer este tipo de pescados ya listos para ingerir. Acompaño al pescado el Albillo de García Viadero. Un blanco de vinos de la tierra de Castilla y León elegante, perfumado y sutil.

Gallineta en all i pebre de Restaurante Julio Verne en Valencia

 

Carrillada de ternera glaseada con parmentier y trufa rallada. Combinación manida y recurrente pero que si está bien elaborada como fue el caso es una delicia, especialmente gracias al plus de la trufa. Armonizó la carrillada con el tinto valenciano Sentada sobre la bestia de los transgresores Filoxera y Cía. Un coupage de monastrell, tempranillo y garnacha tintorera que acompañó adecuadamente a esta melosa carne.

Carrillada de ternera glaseada con parmentier y trufa rallada de Restaurante Julio Verne en Valencia

 

Manzana, avellana y jengibre confitado. Un postre fresco, nada empalagoso, muy adecuado para terminar una comida sin sensación de hartazgo. Me agradó, a pesar que yo siempre me acuerdo de mi “casi imprescindible” chocolate. Acompañó al postre el Moscatel de la Marina de Enrique Mendoza, también de un perfil fresco, auvado, flores blancas y notas amieladas. En boca no resulta nada empalagoso. Armonía por afinidad.

Manzana avellana y jengibre confitado de Restaurante Julio Verne en Valencia

 

Julio Verne resulta una excelente recomendación, cocina contemporánea, reconocible, bien pensada, armonizada, equilibrada, bien presentada y bien servida.

Algunos de los 22 comensales en Restaurante Julio Verne en Valencia

 

¿Te atreves con un viaje al centro de la tierra?

 

10 comentarios en “Julio Verne Restaurante

  1. Jon Ander

    Oscar ya ha echado de menos a alguien. Yo echo de menos «algo». Esa foto finish de los vinos???
    Con lo que suele gustaros…..
    Desde luego que tiene una pinta estupenda tanto el pedazo de menú como el restaurante. Creo que me encantaría. Como no podía ser de otro modo, estupendo relato de lo vivido y estupendiísimo trabajo fotográfico. Un abrazo.

    1. José Ruiz Post author

      Míralo a él, lo vinícola que se ha vuelto… 🙂
      Supongo que con el «fragor de la batalla» olvidamos hacerla. Pero la descripción de cada uno de ellos la tienes, aunque sólo la foto del espumoso esté.
      Un abrazo.

      P.S.: nos vemos dentro de muy poco.

    1. José Ruiz Post author

      ¿No te ha gustado? Jejeje… 😉

      Me refiero a que utilizando los productos que el mercado ofrece los combina y armoniza de manera distinta a la que suele ser habitual, nada de combinaciones manidas o trilladas.

  2. Aurelio G-M.

    Joé macho, cómo os lo montáis!
    Oye, lo tengo a 5 minutos a pie del trabajo, solo he estado una vez y de menú diario. A ver si vuelvo una noche, hombre. Leyéndote ha subido mucho p’arriba en la orden de prelación de pendientes.

    1. José Ruiz Post author

      Y tu porque no quieres, bueno mejor porque no te gustan los eventos «multitudinarios» que monto…
      A mi me gustó y teniéndolo tan cerca tienes la oportunidad de visitarlo con más facilidad. Por cierto ¿Qué tal fue el menú del día?

  3. Aurelio G-M.

    Pues estuvo francamente bien. RCP lo recuerdo como un 10. Pero ya hace como dos años de eso.
    No colgué valoración porque pensé en ir un finde a cenar y… hasta hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.