Bodegas Campos de Córdoba

Escrito por:

Fecha: 21 diciembre, 2015

Comparte este post

Taberna Restaurante Bodegas Campos

Dirección: Lineros, 32 C.P.: 03509 Córdoba
Teléfono: 957.497.500
Tipo de cocina: tradicional cordobesa
Precio de la experiencia: 35.15 € por persona.

En Córdoba con la Catedral Mezquita al fondo

Mi otra afición

Viajar también me depara muchas satisfacciones y no es una afición incompatible con la gastronómica, sino todo lo contrario. En mi caso siempre es totalmente complementaria y uno más de los acicates para salir de casa. Durante mi estancia en Córdoba, no hice ninguna excepción, visitamos todos los hitos turísticos de la ciudad, además de la bodega Pérez Barquero en Montilla.

Fachada de Restaurante Bodegas Campos en Córdoba

Lo Típico y Tópico si es bueno…

Platos de la gastronomía local como el Salmorejo, Flamenquines, Rabo de Toro, Berenjenas fritas a la miel de caña,… han trascendido y son bien conocidos en el resto de España. Además marcan “a fuego” la oferta de la ciudad ya que la mayoría de los restaurantes tienen una oferta en sus cartas muy parecida basada en los platos más típicos. De las recomendaciones que encontré en mis sitios consejeros de referencia, concluí que invariablemente todos apostaban por Bodegas Campos, tal vez el más famoso de la ciudad.

Entrada de Restaurante Bodegas Campos en Córdoba

No siempre un restaurante popular y concurrido suele ser una buena opción, pero todos los consejos me llevaron a él y después de la experiencia pienso no iban desencaminados. Hoy en día un emblemático de la ciudad y podría decir de visita obligada, no es frecuente tener 35 años de éxito azaroso, vamos un imperdible.

Ambiente taurino de Restaurante Bodegas Campos en CórdobaBodega en origen, Restaurante en destino

Bodegas Campos fue fundada a principios de siglo XX inicialmente como bodega de vinos de Montilla-Moriles, para a principios de los ’80 dedicarse plenamente a la restauración.

Ubicado en pleno centro de la ciudad, dispone de parking propio, circunstancia poco frecuente pero muy necesaria en estas estrechas calles tan faltas de aparcamiento como laberínticas. Decorado con motivos flamencos, taurinos y propios de una bodega. Rústico pero muy cuidado, lleno de recuerdos, encanto y tipismo. Dispone de una bulliciosa y concurrida barra apta para el tapeo y de numerosos comedores en los que comer de manera más formal. Mesas convenientemente vestidas y separadas entre sí. El servicio en sala atento, dispuesto y con conocimiento, ese tipo de camareros que encuentras en los establecimientos en los que hay continuidad, es decir, profesional.

Cocina típica cordobesa

Como decía antes la oferta culinaria se basa en el recetario tradicional de la zona. No falta el Salmorejo, Las Berenjenas Fritas, Rabo de Toro… Perfectamente ejecutada y elaborada con materias primas de calidad.

Escueta Bodega

La oferta de vinos es reducida, básicamente puedes encontrar algunos de la zona y los omnipresentes de Rioja y Ribera del Duero. No obstante la cristalería es adecuada y el servicio de vino sigue los pasos básicos e inciales de la liturgia del mismo.

Una de las salas de Restaurante Bodegas Campos en Córdoba

Compartimos entrantes y cada uno su principal

Ensaladilla con gambas y ventresca. Armonía de buenos y naturales ingredientes vegetales y generosa en gambas y ventresca. Lástima que las gambas no estuvieran limpias del todo, olvidaron quitar los intestinos. Un buen comienzo, acompañada de los famosos picos jerezanos.

Ensaladilla con gambas y ventresca de Restaurante Bodegas Campos en Córdoba

 

Calamares a la andaluza. Sin más, ni menos, misterio que utilizar un producto de calidad y una fritura perfecta. Al ser a la andaluza no llevan huevo en el rebozado, tan sólo harina, resultan más ligeros y se aprecia mejor el sabor del calamar. Tiernos y suaves.

Calamares a la andaluza de Restaurante Bodegas Campos en Córdoba

 

Berenjenas fritas a la miel de caña. Las mejores de todas las que probamos durante nuestra instancia en Córdoba y eso que en nuestro periplo cordobés las pedimos en todos los sitios a los que fuimos.
Cortadas en forma de gruesos bastones o medias lunas, sin ápice de amargor, sin restos de aceite, crujientes por fuera y tiernas por dentro. Al preguntar por “su secreto” nos dijeron que previamente las salan para que pierdan agua y posteriormente las maceran con leche. Obligado pedirlas.

Berenjenas fritas a la mielde Restaurante Bodegas Campos en Córdoba

 

De principal yo comí Arroz de Rabo de Toro. Meloso, potente, muy sápido. Una vez cocinado de manera sosegada y paciente, como debe ser, el rabo de toro se incorpora a la cocción final del arroz. También se añade parte del caldo de la cocción del rabo al caldo del arroz. Tanto nos gustó que Ana me ha hecho varias veces su propia versión con carrilleras de ternera y con un resultado más que satisfactorio.

Arroz de rabo de toro de Restaurante Bodegas Campos en Córdoba

 

De postre un mejorable Helado de Naranja, al igual que el resto de postres que no pasaron de correctos.

Helado de naranja de Restaurante Bodegas Campos en Córdoba

 

Para beber tras las iniciales cañas de cerveza, empezamos con un Fino Eléctrico en Rama de Bodegas Toro Albalá para los aperitivos compartidos. Un fino que me gustó mucho, contundente, pero con clase y con un precio de auténtico chollo, alta RCP incluso entre los generosos andaluces. Manzanilla en rama en Restaurante Bodegas Campos en CórdobaPara acompañar el arroz de Rabo de Toro nos decidimos por Orben, un riojano moderno, potente y con estructura que acompañó perfectamente el arroz de Rabo de Toro.

Restaurante sumamente recomendable en el que puedes disfrutar de una cocina tradicional cordobesa bien ejecutada y con buenas materias primas. Cuando pase por Córdoba es más que probable que repita, como muestra representativa de la cocina de aquella tierra.

¿Te va lo típico y tópico?

 

10 comentarios en “Bodegas Campos de Córdoba

    1. José Ruiz Post author

      Para nosotros parece inconcebible que la actividad turística no tenga al menos unas pinceladas gastronómicas.

      Salmorejos también tomamos pero más bien los reservamos para cenar.

  1. Toni Grimalt

    Esos calamares a estas horas sin desayunar son toda una provocación. Me zampaba ahora mismo un bocata de ellos con mayo. Qué rico. Ahora, que el arroz tampoco se queda atrás, ¿eh? Buen menú, ciertamente.

  2. Jon Ander

    Al igual que Toni me quedo con los calamares y el arroz. Como bien sabrás….. el vino lo cambio por otro. No puedo yo con esos finos. Casualmente anoche en la cena, unos amigos comenzaron el menú con un salmorejo cordobés. Me decían que esa textura que yo dije un tanto….. «gordita» es la que debe ser. Que hay que dar la vuelta al recipiente y no se tiene que caer. Coincido contigo, en la cena, más liviano. Como viven y como beben algunos…… Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.