Sents Restaurant

Escrito por:

Fecha: 17 Enero, 2016

Sents Restaurant

Dirección: Plaça Andrés Estellés, 9; C.P.: 46870 Ontinyent (València)
Teléfonos: 962.387.762 y 678.422.241
Tipo de cocina: cocina de autor contemporánea
Precio de la experiencia: 52 € por persona (precio sólo del menú degustación, no incluye café ni bebidas)

Encuentro de Navidad de Bojos pel Ví

Cuando alguno de nuestros amigos gastronómicos “vuelven a casa por Navidad”, compartimos mesa, mantel y por supuesto, vinos. Aunque en esta ocasión sólo 6 vivimos esta grata, interesante y hedonista experiencia que os voy a contar…

Bojos pel vi en Sents Restaurant de Ontinyent

Encuentro en Sents

Sents estaba en el “punto de mira” desde hacía tiempo y ya tocaba. Aprovechamos y matamos “dos pájaros de un tiro”, o ¿fueron tres? Nos reunimos por Navidad, disfrutamos la cocina de Sents y gozamos con la cata de viejunos alemanes que Jordi H. Pérez nos procuró. Para que la cosa no resultase un tanto “monótona” la combinamos con algunos otros vinos.

Jordi tuvo varios detalles muy de agradecer, aportar los vinos alemanes viejunos, explicárnoslos e incluso que hubiese una botella de la añada del nacimiento de cada uno de nosotros. Además también he de agradecerle su colaboración a la hora de escribir este post, ya que las descripciones, nombres y sensaciones de los vinos son suyas. ¡Muchas Gracias Jordi!

Viejunos alemanes y otros vinos degustados en Sents Restaurant de Ontinyent

Restaurante Sents

A finales del 2009 los hermanos Ximo y Santi, con ese espíritu de superación y mejora continúa que les caracteriza, decidieron separar tanto de manera física como conceptual el comedor gastronómico que tenían en su interesante restaurante La Cuina, para dotar de medios y vida a una propuesta de mayor nivel en el ámbito de la restauración. Hoy por hoy Sents es la mejor propuesta gastronómica de la ciudad de Ontinyent y un referente en la comarca.

Sents, del valenciano sientes, hace honor a su nombre. Después de disfrutar de una experiencia gastronómica en este restaurante eres capaz de sentir tanto la ilusión como la pasión, además de los conocimientos y experiencia, en las que se fundamentan este proyecto de dos de los hermanos Prieto.

Sala de Sents Restaurant de Ontinyent

Estirpe ligada a la gastronomía

Ximo y Santi han “mamado” la gastronomía desde que nacieron, al igual que su hermano Toni que regenta otra interesante propuesta gastronómica también en Ontinyent. Sus padres siempre se dedicaron al negocio de la gastronomía.

De la mano de sus progenitores, fundaron en el año 2001 el Restaurant La Cuina y ocho años después decidieron impulsar Sents como un espacio en el que dar rienda suelta a sus mayores inquietudes gastronómicas.

Menú degustación cómo única opción

Sents ofrece un menú degustación como única opción. Cuesta 52 euros por persona (impuestos incluidos) y ofrece la opción de maridarlo con 6 vinos por 24 euros más.

Ximo y Santi Prieto de Sents Restaurant de Ontinyent

En el menú degustación el Chef Santiago Prieto vuelca todo su conocimiento del producto, su experiencia personal fruto tanto de sus viajes, como de los intercambios con otros cocineros, pero especialmente su faceta creativa para presentarnos una cocina de autor que bebe de muchas fuentes, pero siempre basada en la bondad del producto y a ser posible cercano.

Decoración moderna

Para crear este otro restaurante, confiaron la decoración del mismo en el prestigioso arquitecto y diseñador de interiores Ramón Esteve. La decoración es moderna y de estilo minimalista. Las mesas están convenientemente separadas y las sillas resultan especialmente cómodas. El espacio invita a la relajación y el disfrute.

Escogida Bodega

Joaquín o Ximo como familiarmente se le conoce se encarga de la sala y también ejerce como sumiller. Se emplea a fondo en la tarea, preparándose concienzudamente visitando bodegas y también realizando “stages” en restaurantes de prestigio, como en El Celler de Can Roca. Combina un trato afable y cercano sin olvidar la profesionalidad. Su propuesta vinícola es amplia de alrededor de 300 referencias entre nacionales y foráneas, variada y muy bien escogida.

La carta de vinos es electrónica en un soporte tablet de fácil manejo y selección. estructurada por tipos de vinos. La cristalería de calidad creo recordar la gama alta de Zwiesel y el servicio tremendamente profesional.

Actividades añadidas

Su gran inquietud les lleva a organizar a lo largo del año, actividades diversas muy interesantes. Desde quincenas gastronómicas de cocina japonesa (un clásico ya…), de cocina tailandesa… a comidas-cenas maridadas con la presencia de algún bodeguero presentando y explicando sus vinos.

Menú degustación

Snacks

Cortezas: Piel de tupinambo deshidratada y frita con sal de hierbas de Mariola.

Cortezasde piel de tupinambo de Sents Restaurant de Ontinyent

 

Cacahuetes: Crujiente de cacahuete con praliné salado de cacahuete y limón.

Crujiente de cacahuete de Sents Restaurant de Ontinyent

 

Maíz: Falsa croqueta de maíz con rebozado de quicos

Falsa croqueta de maíz de Sents Restaurant de Ontinyent

 

Un buen comienzo que armonizamos con un interesante, refrescante, y todavía vivo espumoso elaborado con el método champenoise, un Winzersekt del productor Shales de 1989 vinificado en seco de la variedad Huxelrebe.

Verduras

Sopa azteca: Plato inspirado en una típica sopa mejicana a base de tomate, chile, aguacate, totopos de maíz y queso fresco La Vall de Ontinyent. Versión refinada y elegante del popular plato mejicano del que destacaría el caldito como vehículo conductor del plato, con un sabor predominante a tomate.

Acompañamos esta versión de la sopa azteca con un Veuve Clicquot Ponsardin de 1972. Todavía bien vivo y agradable en boca pero con un aroma reductivo de carácter salino que no dejó apreciar nada más.

Sopa azteca de Sents Restaurant de Ontinyent

 

Alcachofas, yema y trufa: cremoso de alcachofa, corazón de alcachofa salteado, yema de huevo y trufa negra. Combinación sabrosísima conocida de otros restaurantes pero que no me canso de comer. Bien elaborado y con buenas materias primas, hubiese comido varios platos. 

Armonizamos con el singular y viejo amontillado Quo Vadis? Agradecer a Ferran su aportación desinteresada de este vino eterno que tal vez deberíamos haber abierto unos días antes ya que necesita mucha oxigenación para expresarse.

Sopa azteca de Sents Restaurant de Ontinyent

 

Pescado

Sashimi de atún y gamba: carpaccio de atún rojo y gamba con aliño de soja y wasabi. Este fue un plato extra (gentileza del Restaurante). Materia prima de excelente calidad y corte perfecto. Se nota que aquí lo japo gusta y se domina. Pero lo que no me casaba era este supuesto “matrimonio” por separado muy bien, pero juntos…, así es que los comí de manera separada. 

Acompañamos el sashimi con Hattenheimer Mannberg de 1991 del productor FreiherrLangwerth von SimmernEltville, un riesling Kabinetthalbtrocken. Tal vez el más apagado de todos, a pesar de que conservaba su tipicidad. Cumplió sin ser extraordinario.

Sashimi de atún y gamba de Sents Restaurant de Ontinyent

 

Sardinas en escabeche Japonés: sardinas marinadas en un escabeche suave de vinagre de arroz, dashi y licuado de zanahoria. Buena materia prima en la que destacaba la sardina, por encima de todo lo demás. Tal vez un escabeche con más personalidad hubiese sido más de mi gusto. 

Las sardinas las acompañamos con el Hattenheimer Mannberg de 1991 y el Grand Cru Un Jour 1911 de André Clouet, un fantástico champagne que entra en la lista de mis favoritos en este segmento de precio.

Sardinas en escabeche Japonés de Sents Restaurant de Ontinyent

 

Tempura de carabineros: tartar de carabineros acompañado de migas de tempura y salsa tetsuyu. Excelente materia prima y de marcado sabor, al acompañarla de las migas de tempura recordaba al sabor del crustáceo rebozado. 

Seguimos con el Un Jour 1911 Grand Cru de André Clouet. Me repito, tremendamente recomendable.

Tempura de carabineros de Sents Restaurant de Ontinyent

 

Atún con tomate: carrillada de atún rojo con emulsión de tomate asado, chile habanero y alcaparras. Excelso producto del famoso proveedor Balfegó, magníficamente acompañado pero sin solaparlo. Picante muy ligero, tal vez demasiado. 

Acompañamos con un riesling de mi año de nacimiento. Un Neumagen-Dhroner Hengelberg del 1969 un riesling auslese (selección de racimos bien maduros con botrytis –no todos-) de la región de Mosela del productor FerdPieroth. Un vino en plena forma (tal vez mejor que la mía), un auslese típico de riesling, muy bueno.

Atún con tomate de Sents Restaurant de Ontinyent

 

Arroz

Arroz verde de bacalao: Arroz meloso con licuado de acelga ecológica, cococha de bacalao, aceite de capellá asado y piñones. ¿Un menú en Valencia sin arroz?: imposible. Arroz en su punto de cocción y de sal, en conjunto elegante y bueno, pero he de reconocer que me gustan los arroces más sápidos. 

Armonizamos el arroz con Dom Perignon Vintage 2004 Luminous. Un champagne con carácter y finura pero tremendamente marcado por la madera. Tal vez le falte tiempo en botella. Curiosamente el vino que menos me gustó de la comida.

Arroz verde de bacalao de Sents Restaurant de Ontinyent

 

Carne

Lechazo a la mejicana: paletilla de lechazo, cocinada durante 24 horas a 65Cº con crema de frijoles y jugo de especias mejicanas. Un cordero tierno a más no poder. 

Su acompañante vinícola para la ocasión fue un WesthofenerBergkloster de 1976 un fantástico auslese de la región de Rheinhessen de las variedades Silvaner y RieslingMorioMuskat del productor WeinKelleriamGoldberg.

Lechazo a la mejicana de Sents Restaurant de Ontinyent

 

1º Postre. Naranja en texturas: granizado de naranja, helado de canela, naranja caramelizada, sabayón al cointreau y naranja fresca. Un postre muy refrescante que cumplió con creces su papel de ayudarnos al tránsito organoléptico de la parte salada a la dulce. 

La armonía elegida fue un NiersteinerPaterberg del 2005 del elaborador JakobGerhardt de la región de Rheinhessen. Un Trockenbeerenauslese (selección de granos botrytizados y secos) de la variedad Ortega. Sólo un 6% de volumen alcohólico, dulzor elevada, un TBA correcto, pero no excelente.

Naranja en texturas de Sents Restaurant de Ontinyent

 

2º Postre. Torrija de chocolate blanco y leche merengada: torrija caramelizada de brioche con sopa de chocolate blanco y helado de leche merengada. Otro de los detalles de la casa fuera de menú en atención a Ferran como gran devoto de este postre. Un clásico de este restaurante del que destacar la esponjosidad de la torrija y la excelente conjunción de sabores. 

Armonizamos este goloso postre con un RieslingEisweinOsannerRosenberg de 1997 del productor Weingut Karl Traut del pueblo Osann-Monzel y la región de Mosel-Saar-Ruwer. Un eiswein clásico de riesling en buen momento de consumo. Buena tipicidad tanto ofativa como gustativa. Muy bueno, con un 10.70% de volumen de alcohol y 108.80 g/L de azúcar residual.

Torrija de chocolate blanco y leche merengada de Sents Restaurant de Ontinyent

 

3º Postre. Torrefactos, dátil y chocolate blanco tostado: streuzel de cacao, helado de café, bizcocho de dátil, cremoso de chocolate blanco tostado y crema de dátil. Original postre en el que destacaban las notas ahumadas y tostadas. Buen equilibrio entre las notas amargas y dulces. 

Acompañó este tercer y último postre el Trockenbeerenauslese Illmitz de 1991 del productor Seewinkelweingut Klein. Elaborado con la desconocida (para mi) variedad de Bouvier en la región de Burgenland en Österreich (Austria). Un TBA menos dulce que el primero y con más volumen de alcohol (9.50%), con unas características distintas al primero al estar elaborado con una variedad de uva diferente. Muy bueno en cualquier caso.

Torrefactos de Sents Restaurant de Ontinyent

 

Con los cafés e infusiones, llegarón los Petit fours en forma de chocolates: esfera de chocolate rellena de tres variedades de bombón de chocolate. Al llegar a la mesa se rompe la esfera con ayuda de una cuchara y aparecen los bombones. Muy efectista además de goloso y bueno.

Hasta los petit fours tuvieren su armonía vinícola. Un KreuznacherParadies 1983 del productor FerdPieroth. Un eiswein de riesling de la región de Nahe. Un eiswein maduro con una fantástica nariz y especialmente un excelente balance entre acidez y dulzor. Un placer de vino. 

Esfera de chocolate de Sents Restaurant de OntinyentEsfera sorpresa de Sents Restaurant de Ontinyent

 

En definitiva un restaurante sumamente recomendable en el que puedes disfrutar de una cocina contemporánea de autor, acompañada de una oferta vinícola amplia, diversa y muy bien escogida. Un restaurante con vocación de servicio al cliente que centra todos sus esfuerzos en que éste alcance el disfrute.

Experiencia ésta, sin duda, para el recuerdo. La conjunción fue completa, la compañía, la conversación, el entorno, el menú, los vinos y el servicio. Placer hedonista 100%

¿Qué más se puede pedir?

 

26 comentarios en “Sents Restaurant

  1. Jeronimo

    Qué festivales os montáis por ahí. Solo por disfrutar de la compañía ya valdría la pena, así con esos platos y vinos, ni os cuento.

    1. José Ruiz Post author

      No nos podemos quejar. Jejeje…
      Esta es de esas experiencias que hubieses disfrutado incluso del vino y todo… 😉
      Un abrazo.

  2. Ferran

    Plas, plas, plas…. Y que cumplamos muchas más! 😉 Excelente experiencia donde destaco en primer lugar la compañía, por supuesto! Y con un gran menú y unos grandes vinos, poco más se puede pedir. Un abrazo!

    Ferran

    1. José Ruiz Post author

      Ya llevamos algunos, pero seguro que lo mejor está por llegar 😉

      Todavía recuerdo tu aportación del Quo Vadis? Ummmh!!!

      Una experiencia “redonda” casi para “enmarcar” incluido el paseo posterior…

  3. Jordi Humbert

    Magnifico post Jose, enhorabuena!!
    Refleja la ilusión, el placer y la felicidad vivida, muchas gracias por tu esfuerzo y trabajo.
    Un abrazo y hasta pronto ;D

    1. José Ruiz Post author

      Muchas gracias por tus palabras y muchas gracias por tu generosidad al aportar vinos y conocimientos.
      Si dentro de poco nos volveremos a juntar y cambiaremos de registro, tanto de tipo de comida, como de tipo de vinos…
      Otro abrazo para ti.

    1. José Ruiz Post author

      No lo digas muy fuerte, que a Jerónimo le cuesta bien poco conducir y se planta en un momento en nuestras comarcas. Jejeje… 😉
      El sabe que siempre será bienvenvido.

  4. Toni Grimalt

    Fechas difíciles. No pude asistir y mucho que me dolió. Leerte ahora es casi un ejercicio de masoquismo, jeje. Me alegro mucho que disfrutaseis tanto. Es una suerte juntarse con gente tan generosa como los presentes. Espero no fallar a la próxima.

    1. José Ruiz Post author

      Así es, la Navidad siempre se aprovecha para compartir con los que tenemos lejos y en ocasiones (como fue el caso) resulta imposible “desdoblarse”.
      Seguro habrá más ocasiones.
      Un abrazo.

  5. Juanjo Santos

    Espectacular post, narración, fotos y experiencia José!!

    Todo perfecto: el entorno, el servicio, la parte gastronómica, los vinos y, sobre todo la compañía 😉

    5 horas y pico inolvidables y para enmarcar… Lo disfrutamos mucho. Como decías, experiencia 100% hedonista 😀

    Cabe hacer mención especial a la generosidad de Jordi Humbert por su aportación de tantos fenomenales vinos alemanes viejunos y al resto de los asistentes que aportaron vinos (y/o colaboraron para adquirir determinadas referencias) con el único objetivo de disfrutar.

    Esperamos poder repetir el año que viene (o antes) jeje.

    Un abrazo,
    Juanjo

    1. José Ruiz Post author

      Muchas gracias Juanjo por tus palabras y por comentar.
      Así es disfrutamos de la compañía, la comida y los vinos. De este tipo de eventos, hay que repetir tanto como se pueda. Jejeje…
      En efecto, Jordi fue muy generoso tanto en aportaciones como en conocimientos.
      Más pronto que tarde montamos otro “sarao”
      Otro abrazo para ti.

  6. Jorge (Elmesias)

    Excelente crónica de lo vivido ese día!
    Enhorabuena José!
    Una comida de altura, los vinos de nivel y como siempre, la compañía estratosférica.
    Hay que repetir pronto 😉

    1. José Ruiz Post author

      Como le he comentado a Juanjo, más pronto que tarde volvemos a montar otro “sarao” gastronómico.
      Muchas gracias por los halagos.

  7. Aurelio G-M.

    Joé, qué bien lo pasasteis, “huele” a disfrute por todos los lados.
    Oye, ¿y los dos platos mexicanos picaban? Mucho me temo que no por la ausencia de referencias al respecto…

    1. José Ruiz Post author

      ¡Bingo! El disfrute fue máximo…
      Los platos mejicanos estaban “domesticados” para todos los públicos, así que el picante era testimonial.

    1. José Ruiz Post author

      Así es, está todo tan bueno como parece.
      No Ana no pudo acudir en esta ocasión. Ya sabes, en Navidades los compromisos se multiplican y ella tenía otro evento ese mismo día…

  8. Jon Ander

    Ya veo que comisteis de maravilla y que “sed no pasasteis” 🙂
    Me gusta el uso de las salsas y en esta ocasión abundan. No sabría con cual de los platos quedarme pero esa esfera de chocolate, además de ser muy original, tiene una pinta……
    Que importante es juntarse en torno a una mesa con amigos y disfrutar de todo el conjunto.
    Como siempre, maravillosa manera de contar la experiencia. Un abrazo

    1. José Ruiz Post author

      La comida fue de altura y los vinos muy especiales y abundantes. Esta armonía vinícola te hubiese gustado especialmente, como puedes comprobar no hay ninguno del “lado oscuro”
      El disfrute fue completo: compañía, comida y vinos. De esa quedada ya ha salido otra cada vez más próxima 😉
      Muchas gracias por tu fidelidad.
      Otro abrazo para ti.

  9. Fer B.

    Una pena no haber podido asistir.

    Menú de mucha altura bien escoltado por los vinos. Espero no tardar mucho en comprobar su nivel de cocina. Habrá que abusar de la abuela de L’Olleria, je, je, je…

    Excelente crónica, Jose.

    Un abrazo!

    1. José Ruiz Post author

      En efecto, una lástima.
      El menú será fácilmente repetible si visitas Sents pronto. Pero los vinos, especialmente los viejunos alemanes que aportó Jordi, son difíciles de encontrar.
      Seguro que la abuela estará encantada de cuidaros a la guapa Lola mientras vosotros disfrutáis en Sents.
      Muchas gracias.
      Abrazos.

  10. Pingback: La Cuina Restaurant: temporada Japo - Vinowine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *