Plan B para acompañantes del Encuentro Verema

Escrito por:

Fecha: 3 marzo, 2013

Comparte este post

 

Quizá algún día sienta que mi sitio está en  L’Espai Verema o en las catas especializadas organizadas en el Encuentro Verema, hasta entonces, estaré encantada de acompañar a Jose a Valencia pero seguiré mi plan alternativo.

Dos encuentros Verema al año

La web Verema organiza dos encuentros anuales para sus seguidores. El de octubre se llama “Encuentro de Foreros” y se convoca en un lugar distinto cada año, visitando las bodegas concertadas. En febrero se celebra “Encuentro Verema” en la ciudad de Valencia, donde tiene su sede.

Para los aficionados al vino, ambas citas son imprescindibles. Sin embargo, para sus acompañantes es más atractiva la propuesta de octubre, ya que se visitan distintas regiones de España y puedes convertir el evento en una escapada turística.

Plaza de la Virgen de ValenciaPongamos en valor el atractivo de Valencia

En este artículo vengo a poner en valor el enorme atractivo de la Ciudad de Valencia para los acompañantes que prefieran un plan “B” en la cita de febrero.

Valencia no me es desconocida, yo estudié en la Universidad de esta ciudad y viví su ambiente estudiantil (con lo que de estudio y juerga conlleva). Posteriormente he visitado a las amigas que conservo de aquél entonces, de modo que no la he perdido de vista.

Sin embargo, tomarte un fin de semana para verla “con ojos de turista”, te descubre el inmenso patrimonio cultural, artístico y arquitectónico de la capital del Turia. Hoy está muy cambiada, estos 25 años la han modernizado (Ciudad de las Artes y la Ciencias, jardines del cauce del río, nueva sede universitaria…) Pero conserva tradiciones y ha sabido restaurar y dar nueva utilidad a su patrimonio más anciano.

 

Iglesia de San Juan del HospitalUn paseo por el centro histórico con tres paradas

Cath y yo llegamos a Valencia el viernes, justo para cenar en Canalla Bistro con Jose Enrique y Jose, además de otros foreros y amigos, que ya habían pasado el día en el Espai Verema. El sábado, tras un desayuno preparado por nuestra querida Richi, nos despedimos de los chicos y fuimos caminando desde Blasco Ibáñez hasta el Centro histórico de la ciudad (un poco de ejercicio viene bien con tanta ingesta).

Este año, hemos optado por visitar el Museo “Centre del Carme”, la “Casa de las Rocas” y la Iglesia de San Juan del Hospital.

Iglesia gótica en un patio

En primer lugar entramos en la Iglesia de San Juan del Hospital,  Monumento Histórico-Artístico de carácter Nacional del siglo XIII. Es el conjunto de iglesia y museo situados en la calle Trinquete de Caballeros, nº 5, cerca de la Plaza de la Reina. Fue iniciado por los caballeros de la Orden Militar de San Juan del Hospital de Jerusalén, por concesión de un agradecido rey D. Jaime I el Conquistador.

Patio de San Juan del HospitalLo curioso de este lugar, es el acceder a la Iglesia por un callejón tras atravesar el portón que guarda la entrada. Te encuentras en un patio donde contemplas las Iglesia Gótica desde su lateral. Restaurada y abierta al culto, es un bello ejemplar de arquitectura.

En el entorno de la Iglesia, paseas mirando hacia arriba, para no perder detalle de los edificios del entramado de estrechas calles, testimonio de la historia de este pueblo. Cerca verás la Plaza de la Reina y la Plaza de la Virgen, de obligada visita.

Arte contemporáneo en un marco histórico y gratis

Convento del Carmen en ValenciaPero en esta ocasión nos interesaba acudir al Museo del “Centre del Carme”, dependiente del Museo de Bellas Artes de Valencia. En un marco histórico, el arte actual se expone gratuitamente. El edificio es un Convento del siglo XIII que ha sufrido diversas ampliaciones y remodelaciones hasta nuestros días. Confieso mi debilidad por los claustros, espacios de paz y vida, pues bien, aquí encuentras uno gótico y otro renacentista.

Contemplamos una exposición de pintura de diversos artistas contemporáneos vinculados a la ciudad, bajo el titulo “La Presencia y la Figura”. Cada uno con su personalidad, refleja una mirada humana y real. Algunas imágenes desconcertantes, otras bellas, algunas hiperrealistas, todas dignas de contemplar. Especialmente me gustó Chema López con sus negros y grises en movimiento y Javier Palacios con su retrato de una cara sobre fondo negro, de gran expresividad.

Las Rocas, todo un hallazgo

No puedo dejar de contaros que, por casualidad y por suerte, pasamos frente a la Casa del las Rocas y entramos. ¡Qué sorpresa! Otra confesión: nada conocía yo de esta tradición valenciana del Corpus Cristi. Lo más sorprendente es encontrarse con estas carrozas monumentales que representan imágenes de escenas o animales bíblicos.

Rocas del Corpus Cristi

Allí almacenadas, dan un poco de “yuyu”: un águila, un dragón una gran tortuga…gigantes y cabezudos que, sin vida, ofrecen un aspecto tétrico y decante. Sin embargo, si te informas, comprendes que es una tradición centenaria, retomada y animada por una asociación de valencianos entusiastas, que es un gran evento religioso pero al tiempo cultural. Desfilan en cabalgata y procesión, los personajes y carrozas, llamadas Rocas, junto con danzadores al son de “chirimita y tabalet”: muy valenciano. Pienso venir este año, no me pierdo esta muestra religioso-costumbrista.

Rocas del Corpus CristiPor cierto ¿te han amenazado de niño con llamar al “momo” si no te portas bien? Quizá el origen de esta expresión venga de la representación de la virtud (la moma) y los siete pecados capitales (los momos) que también se ve en este desfile… (todo un descubrimiento).

No pretendíamos más

Como entenderéis, esto es sólo un tranquilo paseo matutino por el centro de Valencia, no una guía turística de esta fantástica ciudad que ofrece esto y mucho más.

De aquí fuimos por nuestra cervecita aperitivo para trasladarnos luego en bus al restaurante escuela Suma, donde disfruté una vez más de “los deberes” de estos entusiastas estudiantes de hostelería. Luego una reparadora siesta para enfilar la cena clausura de Verema en el restaurante la Embajada.

 

Mascletá en febrero

Y el domingo mascletá

Suele coincidir el Encuentro Verema con La Crida y primera mascletá de las Fallas de Valencia. Es una oportunidad única para vivir el preludio de la gran fiesta. Como hoy va de confesiones, os diré que la mascletá es uno de los momentos mejores del año para mí: me apasiona el sonido cadente de los masclets y la vibración de mi cuerpo provocada por su onda atronadora… De aquí, a la comida de cierre en El Celler del Tossal. Pudimos presenciar La Crida (el bando de inicio de las Fallas de la mano de la fallera mayor) pero ya saciados de vivencias y panzadas, decidimos regresar a casa. Eso sí, más contentos que unas castañuelas.

Fin de semana completo, fin de semana “comansi”…

Información útil

  • San Juan del Hospital Calle Trinquet de Caballeros, 5. Web www.sanjuandelhospital.es
  • Museo Centre del Carme, Calle Museo, nº 2. Web www.consorcimuseus.es
  • La casa de las Rocas, calle de Las Rocas, 3. Web asociación www.corpusvalenciaamics.com

¿Eres acompañante del Encuentro Verema y tienes plan B?

 

 

 

3 comentarios en “Plan B para acompañantes del Encuentro Verema

  1. Javi

    Vaya con las Sras. Ana y Cath lo bien que se lo pasan… turismo intelectual, buenos ágapes y como no, el vino no puede faltar. Por cierto, mira que no venir al Malkebien!!!

    Ana, enhorabuena por la crónica

    Javi

    1. Ana Juan Post author

      Gracias Javi. Es cierto que nos gusta disfrutar de ver, comer y beber… Qué voy a decirte a ti… Nos vemos en la próxima.

  2. Pingback: Trotamundos gastronómico | Restaurantes | Vinowine, placer para los sentidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.