StreetXo: «street food» en las alturas de Madrid

Escrito por:

Fecha: 18 noviembre, 2014

Comparte este post

Restaurante StreetXO

Dirección: Plaza Callao, 2 – Madrid
Teléfono: 915 319 884
Tipo de cocina: Cocina de autor
Precio de la experiencia: 39,00 € por persona (29,00 en la barra del StreetXo y 10,00 de vinos adquiridos en el espacio gourmet del Corte Inglés.

Un anhelo cumplido

Culto a Iglesia DabiznianaLo confieso públicamente: hace justamente ahora cuatro años abandoné mis creencias de por aquel entonces para convertirme en un ferviente seguidor de la iglesia «Dabizniana». Desde aquella mi primera visita al templo de la calle Pensamiento, Muñoz pasó a ser mi particular becerro de oro en lo que a gastronomía se refiere y Diverxo el lugar de peregrinación idóneo donde ir a reconfortarse, siempre y cuando uno pueda permitírselo.

Por unas u otras razones, esa metafórica Meca es, eso sí, inalcanzable para lo que un servidor querría y, por ello, desde que supe de la existencia de esta especie de ramificación de la secta y de la apertura de su “humilde capilla” en el Gourmet Experience de ECI de Callao, ardía en deseos de pasarme por allí.

StreetXo no es DiverXo

No lo digo yo. El propio Dabiz Muñoz no se cansa de repetirlo. Por ello, aquel que recorre “el camino” a la inversa y tiene la suerte de pasarse primero por DiverXo y después por aquí, corre el peligro de quedar un tanto despagado con la propuesta de Callao. De igual modo, quien ha visto la basílica de San Pedro en el Vaticano, quien ha contemplado la catedral de Burgos, aquel que ha estado en el Taj Majal… seguramente no encontrará nada comparable. Algo similar sucede aquí.

La filosofía, sin embargo, se fundamenta en trazos comunes: creaciones que resultan de la combinación de múltiples ingredientes, influencias de diferentes partes del mundo y puestas en escena vistosas y rompedoras, todo ello presentado en un envoltorio juvenil, urbanita y desenfadado.

StreetXO

Un entorno peculiar

StreetXo intenta parecer un puesto de venta callejero de una bulliciosa ciudad, con la salvedad que se encuentra enclavado en la última planta de un edificio de la mismísima Gran Vía madrileña (aunque se anuncia un inmediato cambio de ubicación de éste). Se trata de un espacio cuadrangular de menos de 20 m2, calculo yo, perfectamente delimitado por una barra en la que se puede dar servicio a una veintena de comensales en tres de sus lados.

En el interior del mismo cinco cocineros trabajan a destajo con un estilo muy peculiar que uno no sabe si situar en el campo de lo salvaje y anárquico o en el de lo estudiado y meticuloso. Dejémoslo en que quiere darse la imagen de lo primero, pero realmente se impone lo segundo.

Trabajando con el wok en StreetXO

Se puede también efectuar la comanda en caja, recoger los platos haciendo cola e ir a sentarse en las mesas que ofrece el Gourmet Experience, pero ahí uno se pierde el show de los cocineros y las explicaciones de los mismos que el personal se encarga de hacer.

El complemento a este entorno tan marcadamente urbano es la BSO de StreetXo que suena a volumen subidito. Según mi criterio, podría haber empezado el párrafo diciendo aquello de “el complemento perfecto a este entorno…” pero he prescindido del adjetivo pues soy consciente que la música “a todo trapo” puede disgustar a algunos clientes durante la comida si se viene aquí a hablar con la pareja o los amigos. A nuestra llegada sonaba música electrónica-trance que fue derivando después hacía el rock. Buena selección de temas.

5 cocineros a destajo en la barra de StreetXO

Carta bastante extensa

Sobre la barra descansan unos expositores verticales con la carta en español y en inglés. En ella encontramos unas quince propuestas que resultan de lo más atrayentes. El gastro-fin de semana se presenta largo y duro así que optamos solo por degustar la mitad de la carta y nuestra comanda (para seis comensales) queda como sigue:

Sándwich club al vapor (6 unidades): A esto se le dice empezar fuerte. Una combinación de queso ricota, huevo de codorniz y sichimi-togarashi (tal como reza la carta) que hay que tomar, según las indicaciones de Facundo, que fue quien nos cantó todos los platos, en dos o tres bocados y directamente con las manos. Impactante a la vista, bocado gulesco, cochinada elegante… ¿Más? Bomba sápida, placer inmundo… Me encantó, ¿se nota? Un plato para el recuerdo.

Sandwich club al vapor de StreetXO

 

Caballa yuzu-miso (3 raciones): La caballa se somete al rigor del horno de brasas menos de un minuto por la parte de la piel y al wok por su cara carnosa. Este tratamiento me encantó y disfruté de un “simple” pescado azul como muchos no alcanzan a imaginar. Genial el acompañamiento con la cebolla roja cruda y las huevas de trucha. Echamos mano de los palillos para su degustación. Seguimos en la cima ¿Vendrá el batacazo? 

Caballa yuzu-miso de StreetXO

 

Bocadillo de calamares (2 raciones): Calamar, bizcocho de curry al hosper, emulsión de trufas y kétchup de tamarillo (hay que echar mano al archivo fotográfico constantemente y a la foto que saqué de la carta para recordar los ingredientes). Me considero fan del curry así que, ¿qué queréis que os diga? Otro platazo. Las lágrimas de la emulsión de trufa, de una concentración extrema y de sabor intenso, son una gozada por sí solas. Otro bocado tomado a manotazo limpio. 

Bocadillo de calamares de StreetXO

 

Pollo a la brasa marinado en chiles; Ensalada “andaluza” (1 ración): aceitunas, naranjas y especias morunas. Dos platos en uno que se aconseja encarecidamente jamás mezclar. Rica la carne con el toque ahumado de la brasa y refrescante y encantadoramente rara la ensalada. Ligero bajón emocional que no en cuanto a calidad del plato.

Pollo a la brasa marinado en chiles y Ensalada andaluza de StreetXO

 

Pad thai versión paella (1 ración): Pasta de arroz quemada al wok, col china, carabineros, mejillones de roca y piel de tortilla. Se trata de un plato de apariencia marcadamente oriental pero con reminiscencias a la paella mediterránea (no estrictamente valenciana) que derivan del uso de los mariscos y del toque del wok que quiere emular el socarrat característico de la original. Seguimos bajando. 

Pad thai versión paella de StreetXO

 

Dumpling pekinés (6 unidades): Oreja confitada, hoisin de fresas, allioli y pepinillos. Subidón. Otra genialidad resultante de la fusión de culturas y, sin ninguna duda, el plato del pase más “jod…mente bello” para nuestra vista. En mi paladar predomina el allioli sobre los demás gustos, pero sin llegar a neutralizarlos. Uso nuevamente de los dedos para comerlo y acumulación considerable ya de servilletas de papel usadas sobre la barra. Disfrutando como críos. 

Dumpling pekinés  de StreetXO

 

Chilli crab (2 raciones): Inevitablemente hay que echar mano de las cucharas de plástico para la salsa y comer las patas del cangrejo con las manos. Versión del plato nacional de Singapur con ingredientes típicamente españoles como el pimentón o el palo cortado. Versión “domesticada” del original (puedo dar fe) que no por ello deja de ser interesante y rica. El nivel de picante es, eso sí, exageradamente más bajo que el que pude degustar en Asia lo cual se agradece en un porcentaje alto de paladares (quien dice paladares, dice también labios, garganta y otras partes de la anatomía humana que por supuesto no voy a nombrar).

Chilli crab de StreetXO

 

Y con ello llegamos al fin, sin pegarnos ningún batacazo y rallando siempre un nivel muy alto. Personalmente me quedé con ganas de más pero acertamos con la decisión de no seguir pues nos esperaban otras grandes “jamadas” a lo largo del fin de semana.

Los vinos 

Es admirable y digno de nuestro aplauso que, ante la imposibilidad de acumular y ofrecer muchas referencias de vinos al cliente por lo informal de la propuesta y lo reducido del espacio, se permita adquirir los vinos en la tienda aledaña de ECI y consumirlos en la barra de StreetXo sin ningún recargo por el descorche.

Como también es un chollo ir a compararlos junto al compañero José Ruiz que acumula experiencia y un buen número de referencias catadas. Él fue quien se encargó de elegir y acertadísimamente optó por un Tío Pepe en Rama 2014, un Pierre Gimonnet & Fils Selectión Belles Annes y un L’equilibrista 2012. Dimos buena cuenta de las tres botellas justo antes de acabar con los platos y me aventuro a decir que hubiese caído alguna más, indicio evidente de lo ricos que estuvieron todos ellos. 

Puedes llevarte vinos de la tienda del CI a la barra de StreetXO

Una anécdota para acabar

Me gustaría concluir contándoos una curiosa anécdota que ilustra perfectamente aquello que supone comer aquí. En la misma barra, justo a nuestro lado, se colocaron dos señoras de edad más avanzada a la nuestra (uno ya no se atreve a decir aquello de “señoras mayores”) que no sé si fueron a parar allí atendiendo alguna recomendación, por curiosidad gastronómica, por ver que era la barra más concurrida o por una pura casualidad. Sea como fuere, se notaba por la conversación con el personal y por el diálogo entre ellas que era su primera visita y que ciertamente no sabían De rechupete en StreetXOmuy bien lo que se iban a encontrar. Pues, ¡oye! Se lo pasaron realmente genial. Más temerosas y desconfiadas al principio (imaginaos cuando les aconsejaban comer directamente con las manos), acabaron totalmente desinhibidas, alegres, satisfechas…

Ello dice mucho a favor del lugar. Cualquier persona con la mente abierta, con un paladar no excesivamente “tiquismiquis” puede llegar a pasárselo aquí como un crío y tener la gran suerte de acercarse ligeramente al  discurso gastronómico de David Muñoz que poco a poco va calando en la sociedad y que, estoy convencido, marcará tendencia en panorama gastronómico español e internacional.

 

¿Eres tú de la Iglesia «Dabizniana»?

 

25 comentarios en “StreetXo: «street food» en las alturas de Madrid

  1. Toni Grimalt

    Politeísta, Isaac. Eso es bueno. Gracias por los halagos y por ser de los primeros, si no el primero, que me habló de este sitio. Un abrazo

  2. Jon Ander

    Yo que soy un señor de edad más avanzada a la vuestra, creo que me lo pasaría estupendamente.
    Eso sí como experiencia de un día, yo soy ya más de mesa amplia y tranquila conversación, que para eso soy lo suficientemente serio. Estupendo trabajo Toni, como siempre. Un abrazo.

    1. Toni Grimalt Post author

      Muchas gracias Jon. No dudo que en esa barra te lo pasarías de miedo con una cuadrilla de amigotes. Al fin y al cabo es similar a ir de pintxos pero con una comida diferente pero igualmente rica. Abrazos.

  3. Ana Juan

    Habiendo probado en dos ocasiones StreetXO, creo que he pasado el noviciado y estoy lista para profesar DiverXO. ¡Esperando el momento!
    Fue un estreno del fin de semana Restaurantero muy desenfadado, divertido y rítmico. Un placer compartir con los Levantinos y nuestro Chicarrón del Norte
    Un abrazo Toni.

    1. Toni Grimalt

      Muy, pero que muy aconsejable esa visita a Diverxo. Plateároslo en serio. Las cosas a veces dan un vuelco inesperado y nadie debería quedarse sin haberlo probado al menos en una ocasión. Efectivamente fue un buen comienzo para un largo finde. Habían ganas de pasarlo bien!

  4. José Ruiz

    Me reconozco un curioso «restaurantero», siempre premio el descubrir y probar una nueva cocina a asegurar y repetir restaurante conocido, pero… mi debilidad por StreetXo no me hace dudar que quiero repetir siempre que surja la ocasión, como fue el caso.
    Enhorabuena, fidedigna valoración de lo que allí aconteció digna de un notario.

    Un abrazo.

    P.S.: Ana, también yo me siento preparado para afrontar la experiencia DiverXo

  5. Otilio Haro

    Oye, y los ateos aquí ¿qué tal? Jodeeeeeeeeer…
    ¿Entonces la peña compra el vino al lado y te los descorchan ellos o cómo va eso? Igual lo he leído antes y no me acuerdo.

    Un saludo.

    1. Toni Grimalt Post author

      Te lo descorchan en la misma tienda de ECI, te dan las copas allí y, como las elecciones de José lo requerían, te ponen las cubiteras y todo. Y a los del streetXo aparentemente no les molesta para nada. Un lujo, en serio. Los vinos en ECI no son baratos para nada, pero, aún así, te sale bastante más barato que en cualquier restaurante. Los ateos aquí acaban creyendo, EMHO

  6. oscar 4435

    Bonita experiencia, en buena compañía y que conste que lo digo por Ada y por Ana, no por el resto de «garrulos», qué bueno también.

    No tiene nada que ver con la cocina de DiverXo, pero te da una idea de lo que hara mi papa, en la catedral, en cuanto a sabores.

    1. Toni Grimalt Post author

      Sabores y algunas presentaciones. Los dumplings, por ejemplo, la caballa… apariencia muy diverxiana. ¿Así que garrulos? A la otra a ver quien te lleva!!!

  7. Aurelio G-M.

    Aúpa Toni!!! Estás que lo petas!

    Oye, no sabes lo que me alegro de haber comenzado el camino por StreetXO tío. Próxima estación DiverXO.

    A ver si me voy a estrellar… ¡Que yo en StreetXO aluciné pepinillos de colores!

  8. Aurelio G-M.

    Dime que no, Toni, dime que no!

    Que soy un agnóstico tirando a ateo en busca de un credo, de una religión, de algo dónde agarrarme!

    Toni, dime que en DiverXO encontraré un más allá!

    Dímelo, Toni!

    1. Toni Grimalt Post author

      Hacía días que no podía pasarme por el blog. Lo siento! Yo creo que no te defraudará, para nada! La comida, el trato, la nueva sala… Lo veo muy en la línea de gustarte, aunque uno nuca sabe con certeza. Yo tengo reserva para el 21/02/2015. Contando los días.

  9. Jorge (El Mesias)

    Buena crónica.
    Una pregunta ¿dan servicio de cenas? ¿cual es el horario de la cocina?
    Es que pronto voy a Madrid y me gustaría visitarlo en horario nocturno.
    Un saludo

    1. Toni Grimalt Post author

      Sí, parece que sí. Hurgando por la red, veo que pone servicio de cenas de 20.00 a 23.30 h. Yo me estaría allí a las 20.00 si puedes y así pillas sitio en la barra. Comer en las mesitas de las zonas comunes no es lo mismo, ni parecido! Saludos!

  10. Pingback: Cata de quesos en Poncelet Cheese Bar - Vinowine

  11. Pingback: DiverXO la actual cocina de vanguardia - Vinowine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.