Azurmendi: placer identitario

Escrito por:

Fecha: 2 diciembre, 2013

Comparte este post

Restaurante Azurmendi

Dirección: Legina auzoa, Corredor del txorierri salida nº 25, Larrabetzu 48195 Vizcaya
Teléfono: 944 558 866
Tipo de cocina: creativa, de autor, de vanguardia

Restaurante gastronómico Azurmendi

Aprovechamos el viaje restaurantero

En el trascurso de mi última visita a Maralba compartí mesa y mantel con mi amigo restaurantero Toni Grimalt. Me comentó su intención de visitar el triestrellado Azurmendi, así que Ana y yo decidimos aprovechar el viaje a tierras del norte, en la cita del III Encuentro de Los Restauranteros.

Y es que Toni tiene un tocayo y paisano de Ondara haciendo un “stage” en este afamado restaurante, Toni Romans, quien nos recibió y mostró el lugar.

Y allí estábamos, bien temprano tras nuestro vuelo madrugador, Toni, Ana y yo.

Los sufridores Toni Ana y Jose en el hall de Azurmendi

Complejo gastronómico

Larrabeztu dista unos 15 minutos en coche de la capital vizcaína. Llegamos con tanta antelación que pudimos curiosear todo el complejo gastronómico de Azurmendi: la bodega, el restaurrante de cocina más económica o banquetes y el singular edificio que alberga la cocina más vanguardista de este cocinero. El conjunto está situado en una ladera de pendiente pronunciada, con vistas a un amplio valle: verde, verde, verde.

Complejo gastronómico Azurmendi

Piedra y madera para el primer emplazamiento

El edificio que inicialmente ocupó este restaurante, queda ladera abajo. Está construido con aire rústico pero actual, nuevo pero empleando los materiales propios de las construcciones tradicionales de la zona: piedra y madera. Hoy en día se destina a salón de banquetes y a una propuesta de cocina más informal que denominan Prêt-à-porter.

Aprovechando el desnivel del terreno, bajo estas instalaciones se ubica la bodega de txacolí de Gorka Izaguirre, tío y mecenas de Eneko Atxa.

Azurmendi Prêt-à-poter

Un edificio singular alberga el restaurante gastronómico

El edificio que está a mayor altura es el nuevo restaurante gastronómico de diseño moderno y vanguardista. En esta obra de la arquitecta Naia Eguino, se ha empleado hierro, madera, piedra y cristal. El concepto perseguido por Eneko Atxa era su sostenibilidad y la plena integración en la naturaleza (climatización geotérmica, paneles solares, aprovechamiento del agua de lluvia,…).

Desde luego que han logrado la integración, porque su construcción de cristal transparente, deja ver el paisaje a través de sus murosEs un gran mirador y, a su vez, una vitrina, porque los ocupantes son vistos desde el exterior, especialmente por la noche.

Edificio sostenible e integrado de Azurmendi

Huerto e invernadero

La cubierta del edificio es mitad huerto mitad invernadero, en los que cultiva diversos productos locales. Nos contaba nuestro joven cicerone que cultiva sólo como muestra que Eneko no pretende autoabastecerse y hacer la competencia al productor local.

No puedo dejar de mirar todas estas infraestructuras con mis ojos de asesor y pensar en el difícil retorno económico que tienen estas faraónicas inversiones.

Huerto de Azurmendi

Impoluta y super-equipada cocina

Después de tomar los aperitivos en el hall, visitamos la cocina, impoluta, repleta de medios técnicos. La función todavía no había empezado, la calma presidía la estancia. Pensada al milímetro para satisfacer las necesidades de un restaurante gastronómico de este nivel, distribuida en lineales por partidas. Más que una cocina parece un laboratorio. Aquí tuvimos la oportunidad de conocer personalmente a Eneko, joven, simpático, cercano y muy dispuesto.

Cocina del Azurmendi

Mirador gastronómico

Desde dentro, la sala es un espectáculo, un mirador acristalado con vistas al valle. Es un área diáfana, en que separan los espacios mediante estores de motivos vegetales. Así logran romper el espacio y habilitar reservados pero de un  modo ligero, sin perder la continuidad del salón luminoso. Junto a la entrada hay un reservado (pero a la vista, claro, tras los muros de cristal).

La sala está junto a la cocina, comunicada visualmente por grandes ventanales que permiten contemplar la actividad de los cocineros.

Cuento unas trece mesas, por lo que calculo podrá albergar unos cuarenta o cincuenta comensales con lleno total. Las mesas amplias y adecuadamente separadas entre sí, vestidas con unos elegantes manteles de hilo blanco.

Sala del Azurmendi

El artista: Eneko Atxa

Al frente de Azurmendi está el cocinero y propietario Eneko Atxa. Nacido en 1977 en Amorebieta, estudió en la cercana Escuela de Hostelería de Leioa.

Hasta el pasado mes de noviembre, dos datos estadísticos le describían: el cocinero más joven en conseguir las 3 estrellas Michelín y en un tiempo record. El Restaurante se inauguró en el año 2005, la primera estrella Michelín la consiguió en el año 2007 y la tercera el pasado otoño del 2012.

Toni, Ana y Jose con Eneko en Azurmendi

Placer identitario

Según sus propias palabras “Placer identitario” es lo que quiere trasmitir Eneko Atxa a los comensales que deciden visitar su restaurante. Pretende que sus propuestas sean únicas, propias, trasmitir su seña de identidad.

Y realmente su cocina es difícil de etiquetar. En el recorrido del menú tan pronto te sorprende con platos de vanguardia como con otros de raíces. Platos en los que la técnica está patente, presentaciones originales o todos los conceptos a la vez… riesgo muy calculado. La satisfacción te llega bien desde la sorpresa, del producto, de la técnica, del trampantojo, de la presentación o de todo a la vez. Cocina ecléctica que se convierte en su personal interpretación gastronómica. 

Cheff y Maitre preparando la jornada en Azurmendi

Servicio en sala muy competente

El servicio en sala tiene un equilibrio envidiable, saben ser simpáticos, cercanos, diligentes y muy profesionales a la vez. Explican muy bien los platos y resuelven nuestras preguntas con fluidez, con conocimiento, de manera satisfactoria.

Quizá porque fuimos de la mano de un compañero, quizá siempre sea así, pero nos pareció que había “buen rollo” entre ellos. Eneko les transmite naturalidad y calidez humana. Tal y como dice a propios y a clientes “estáis en vuestra casa”.

Los Menú del Azurmendi

Menú Erroak y Menú Adarrak

Ofrecen dos menú que varían cada temporada. El Erroak (135€) contiene un entrante y un postre menos que el Adarrak (160€)  que cuenta con 4 aperitivos, 4 entrantes, 1 pescado, 1 carne, 2 postres y petit fours. La bebidas y los impuestos no están incluidos en el precio.

Propuestas vinícolas

La carta de vinos ofrece unas 600 referencias entre nacionales e internacionales, bien pensadas y elegidas. El comensal no encontrará rarezas, extravagancias, ni tampoco añadas antiguas, pues ni tienen recorrido, ni han comprado “viejunos”. Los precios son muy asequibles, con recargos dispares, pero en general muy moderados.

Bodega Azurmendi

Una experiencia en tres actos

Una experiencia en tres actos, con escenario en el invernadero, hall y sala. Un tibio comienzo con los snacks de bienvenida, pero una nota bien alta y sostenida en el trascurso de todos los platos del largo menú que disfrutamos. Tremendos impactos al degustar los platos “La Huerta” y el “Estofado de salazones”. Te lo cuento en el siguiente post Menú Adarrak (que este me ha quedado muy largo).

Según la guía Michelín, uno de los ocho mejores restaurantes de España.

 

Según tu gusto….de más a menos

¿En qué orden situarías los 8 restaurantes de 3 estrellas de España?

 

 

7 comentarios en “Azurmendi: placer identitario

  1. Jon Ander

    Me resulta un entorno muy conocido aunque menos de lo deseado. Tampoco son restaurantes a los que acudir cada dos semanas precisamente.
    Me ha parecido bien lo de dividir la experiencia en dos partes para que no se haga demasiado larga. Así que esperamos con impaciencia la segunda parte que sabemos que en este caso eso de que “segundas partes nunca fueron buenas” no va precisamente a cumplirse.
    Un abrazo.

  2. Javi

    Menudo pedazo de festival y menudo pedazo de reportaje. Un mundo me queda a mi por recorrer por allí arriba. Únicamente de los grandes he visitado Arzak y de eso ya hace unos cuantos años.

    Enhorabuena por el disfrute y por la manera tan amena que tienes/tenéis de trasladar vuestras vivencias al lector.

    Un abrazo

    1. José Ruiz Post author

      Muchas gracias Javi. Te animo a que te des una vuelta por el norte, que como tu ya sabes merece la pena y mucho.
      Otro abrazo para ti.

  3. Toni G

    “Peazo” descripción!!! Por ponerle un pero, cabría destacar el hall o recibidor que a mi, personalmente, me impactó mucho: la vegetación, la fuente… y, sobretodo, la gran cantidad de metros “desaprovechada” en un espacio “de paso”.

    Comentas bien “llegamos con tanta antelación…”. El ansia nos podía, jeje. A las 12.30 ya estábamos por allí merodeando. Y eso que desde las 5 de la madrugada que íbamos por el mundo.

    Comentaros también que finalmente Toni se queda a currar en el Azur por un tiempo más.

  4. José Ruiz Post author

    ¡Qué buena noticia! Mi enhorabuena a Toni Romans, nos consta que está muy a gusto trabajando con Eneko.
    Mira que hemos puesto fotos, pero nos ha faltado la del Hall, aunque la foto del principio en que estamos los tres “sufridores” tiene de fondo la vegetación de esta espaciosa estancia. A mi modo de ver da empaque al lugar, este espacio abierto de techos altos. Además nos sirvieron allí el segundo aperitivo, por lo que algo aprovechado esta, ¿no?

    Gracias Toni, por invitarnos a compartir algo más que una comida.

  5. Pingback: Volveremos - Vinowine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.